mayo 23, 2016

Compliance

Desde el pasado año 2010, las personas jurídicas pueden asumir responsabilidades penales por delitos cometidos tanto por sus administradores como por sus empleados.

Tal y como recoge el Código Penal, esta responsabilidad puede verse atenuada si la empresa cuenta, desde antes de la comisión del delito, de un modelo de gestión adecuado y eficaz para la detección y prevención de este tipo de situaciones.

Las penas asociadas a la comisión de estos delitos pueden comprometer seriamente la viabilidad de un proyecto empresarial. De ahí la importancia de contar con un Plan de Prevención de Riesgos Penales adecuado a la dimensión, actividad y circunstancias de cada empresa.

Dinagram puede ayudarte en el proceso completo de implantación de un plan de este tipo. Participamos con la empresa consultora LBS en la construcción de un modelo de compliance, desde la fase de identificación y valoración de riesgos penales hasta la puesta en marcha de los mecanismos que garanticen su efectividad.

Complia

Contacta con nosotros